Orden

El Orden se concibe desde diferentes puntos de vista como un control de la disciplina para dirigir y controlar la conducta, como una acción política unilateral; el apego a la norma – a propósito de escuela “normal” -; la atención  planificada, organizada, sistematizada, etcétera. desde la perspectiva de este plan, se considera un elemento necesario para orientar la acción escolar integral en un marco de organización ligado a la transparencia y a la legalidad. Una acción sustentada en la organización que facilite la tarea formativa en todos sus requerimientos que se funde en la responsabilidad de cada actor de los procesos conforme a cada función encaminada a la tarea conjunta sistemática, planeada, evaluada y replanteada para facilitar la formación del estudio conforme a las necesidades detectadas.

En este tenor, una de las debilidades evidentes de la escuela, es la marcada ausencia de la normalidad. El manual de la organización mas reciente es del año 2010, sin embargo carece de la aprobación de la instancia legal, el reglamento interior es el documento que legalmente ampara y fundamenta con legalidad las funciones institucionales, sin embargo requiere de una revisión y actualización, por ello es urgente elaborar un paquete normativo que se constituya desde el marco legal educativo, la actualización del Manual de Organización y Funciones, reglamentos interiores y destacadamente, la elaboración de un Manual de procedimientos que describa con claridad los procesos y justifique el ejercicio de los recursos financieros y las acciones presupuestales con toda legalidad.

Otro rubro urgente y necesario, es la eficiencia en el aprovechamiento de los espacios del edificio escolar, continuar con el equipamiento de aulas, la adecuación y asignación de cubículos faltantes para los asesores académicos, la redistribución pertinente de espacios de acuerdo con las funciones por programa educativo, la adecuación y/o creación de áreas para mejorar las acciones de profesionalización, en congruencia con los requerimientos de toda institución de educación superior.

Para dar pertinencia a este planteamiento, es fundamental concebir el orden ligado al conocimiento de las funciones, a la especialización de las acciones y destacadamente, al cumplimiento de responsabilidades según el tipo de tarea encomendada, sin perder de vista que el logro de metas comunes se basa en el respaldo de cada integrante de la institución en un marco organizado ordenado. En este sentido, sera necesario establecer una reestructuración organizativa, para eficientar de manera integral lo que se hace institucionalmente en el cumplimiento responsable y organizado del conjunto del personal y de la comunidad estudiantil.